Pintxo en las terrazas de la Catedral de Mallorca

#WhereIsPintxo – las terrazas de la Catedral de Mallorca

Hace unos días te dijimos que te iríamos contando en este blog planes y propuestas para hacer en la isla. Hoy te traemos una muy especial: la visita a las terrazas de la Catedral de Mallorca, una iniciativa muy esperada y aplaudida por todos. ¿Subes con nosotros a las alturas y contemplamos juntos la bahía de Palma y el resto de la ciudad? ¡Vamos! 

Pintxo en las terrazas de la Catedral de Mallorca

Este verano, la Catedral de Mallorca ha abierto las terrazas de la Seu al público, algo que hacía mucho tiempo que estábamos esperando. Lo esperábamos tanto, que Pintxo se apuntó a la primera visita y se convirtió, así, en uno de los primeros en subir los 215 escalones hasta lo alto de la Catedral y contemplar la bahía de Palma y el resto de la ciudad en todo su esplendor.

La visita empieza en el Portal de la Almonia, desde donde se accede al campanario, que data de finales del siglo XV y hace 47,80 metros de altura. En el campanario vimos algunos graffiti realizados entre los siglos XV y XVIII, muchos de los cuales fueron elaborados por los asilados que huían de la justicia y se refugiaban en el campanario.

El siguiente paso del recorrido nos conduce a uno de los momentos más esperados (pero no el que más, ya lo adivinarás): la sala de las campanas. En total son nueve. La campana mayor, las más querida por los mallorquines, es n’Aloi, que fue construida en 1592 y pesa más de 4.600 kg.

La siguiente parada ya nos “saca” a las terrazas de la Catedral, desde donde pudimos admirar las fabulosas vistas de Palma, además de los vitrales que se abren en la nave central (16 en total, 8 por cada cara), que en su mayoría datan ya del siglo XX. Desde este punto también se pueden ver los arbotantes, propios del estilo gótico, y las gárgolas. Todo ello en su conjunto es espectacular.

Pintxo en las terrazas de la Catedral de Mallorca

Lo más esperado: el rosetón mayor

La visita continúa por la zona sureste de la Catedral y nos lleva al punto que -ahora sí- todos estábamos esperando: justo enfrente del rosetón mayor de la Seu, construido a mediados del siglo XIV y que cubre una superficie de 100m2 y más de 11 metros de diámetro.

Es uno de los rosetones góticos más grandes del mundo, y por eso se le conoce como el “Ojo del gótico”. Dos veces al año -el 2 de febrero (2/2) y el 11 de noviembre (11/11)- se produce el famoso fenómeno del “espectáculo del Ocho“: el sol entra por este rosetón entre las ocho y las nueve de la mañana, y su reflejo incide directamente sobre el muro interior de la fachada occidental, colocándose justo debajo de su rosetón y dando lugar a un fenómeno único en el mundo.

Pintxo en las terrazas de la Catedral de Mallorca - rosetón

Una vez dejamos atrás -con mucha pena- el rosetón mayor llegamos a la torre sur de la fachada principal, justo delante del majestuoso Palacio de la Almudaina. Cruzamos hasta la torre sur, justo por debajo de la imagen de la Asunción de la Virgen, parte más alta del templo. Una vez en la torre norte nos quedan algunos minutos más para tomar las últimas fotos y contemplar la ciudad una vez más desde las alturas, pues la visita está a punto de terminar.

¡Qué ganas de volver a subir a las terrazas de la Catedral de Mallorca! Te animamos a que hagas la visita, que puedes reservar en la web de la institución.

One thought on “#WhereIsPintxo – las terrazas de la Catedral de Mallorca

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *