Las tapas son buenas para la salud

¿Las tapas son buenas para la salud? ¡Claro que sí!

Como todo en esta vida, no hay que cometer excesos. La clave está en comer de manera equilibrada. Pero sí, las tapas son buenas para la salud.

“¿Ir de tapas es bueno para la salud?” es una de las preguntas que más a menudo nos repetimos los españoles. Visto lo visto, la respuesta no condicionará una de nuestras costumbres más arraigadas. Aunque las tapas no fuesen buenas para la salud, ¿quién no seguiría con el hábito de ir de tapas en España? Pero, afortunadamente, sí podemos decirlo alto y claro: las tapas son buenas para la salud.

Tapas y salud, un tándem bien avenido

Es un hecho que asociamos el tapeo con comer de manera irregular e intermitente. Ahora muerdo de aquí, ahora muerdo de allí. Y, entre medias, una caña o una copa de vino. El hecho de que las raciones sean menores que las de un plato corriente también puede inducir a engaño. “¡Pero si yendo de tapas comemos menos porque las raciones son más pequeñas!” Error. Comemos de manera más espaciada y calmada, pero eso no quiere decir que comamos menos.

Sin embargo, ir de tapas puede formar parte de una correcta y equilibrada dieta, y no tiene por qué haber diferencias entre comer de tapeo o comer un menú estándar. El truco, como todo, está en medir bien las cantidades y en elegir correctamente los pintxos y tapas.

Consejos para que tapear no esté reñido con la salud

  • Haz del tapeo tu comida principal, no un aperitivo antes de comer o cenar.
  • Combina pintxos o montaditos con tapas que no contengan pan.
  • Pregunta por las opciones vegetales de la carta. En Mikel & Pintxo, por ejemplo, hemos ampliado la carta con nuevas opciones vegetales y vegetarianas.
  • No te hinches a tapas con alto contenido en hidratos de carbono (como el pan o la patata), y equilibra con aquellas que contengan más verduras y proteínas. Un buen truco es ir alternándolas.
  • No abuses de los fritos ni de las salsas.
  • La tabla de ibéricos -especialmente la de jamón ibérico– es perfecta. ¡Proteína pura! Y la grasa blanca de jamón ibérico es rica en Omega-3. ¿Qué más puedes pedir?
  • Come más despacio y mastica bien los alimentos. ¡Nadie te va a quitar tus tapas!
  • Al ser una actividad social, el tapeo nos invita a seguir comiendo aunque ya estemos llenos. Hablamos, reímos, comemos y bebemos, que está genial. Pero con ojo, que no hay que llamar a la indigestión. Lo dicho: intenta dar con la medida adecuada y así podrás repetir noches de tapeo tantas veces como quieras.

Como veis, las tapas son buenas para la salud, ¡claro que sí! Sólo tenemos que ir con ojo, como todo en esta vida. Y en nuestro restaurante de tapas en Playa de Palma podemos comer sano y equilibrado cualquier día del año.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *